Consejos para un viaje de negocios seguro

26 abril, 2018 5 min

El contenido de este artículo se ha extraído de una información publicada en iJET® International.

Desde enfermedades infecciosas hasta complicadas condiciones o acceso a la sanidad en el país en cuestión, los viajeros se enfrentan a una serie de amenazas relacionadas con la salud durante sus desplazamientos. Afortunadamente, muchas de estas posibles complicaciones pueden ser mitigadas o pueden evitarse previamente al inicio de su viaje. Vamos a repasar algunas medidas pre-viaje a tener en cuenta en este sentido para garantizar la seguridad del viajero. 

Consulte a un profesional sanitario

¿Una de las primeras llamadas que debería hacer después de reservar su viaje? A un profesional sanitario que le indique qué vacunas debería ponerse y cómo puede prevenir cualquier otra enfermedad infecciosa.

Tenga en cuenta que un profesional familiarizado con el mundo de los viajes podrá informarle mejor que un profesional de medicina familiar o general de los riesgos actuales del destino en cuestión. Existe un directorio online de clínicas privadas a nivel mundial que puede encontrar en la web de International Society of Travel Medicine.

Para asegurar que cuenta con suficiente tiempo para que le administren la serie de vacunas y que su cuerpo cuenta con el margen suficiente para desarrollar la inmunidad, planee su cita médica con entre 4 y 6 semanas de antelación, si es posible.

Es frecuente que el viajero de negocios no cuente con este tiempo de antelación, pero incluso una cita de última hora puede serle útil. Algunas vacunas pueden ser suministradas de forma abreviada o pueden ofrecer protección parcial.

Durante su cita médica, informe a su médico de todos los posibles destinos que puede visitar durante su viaje y las actividades en las que participará. Asegúrese de que le informan de todos los riesgos sanitarios a los que está expuesto durante su itinerario.

Pregúntele también a su médico si está al día de todas las vacunas rutinarias. Estas vacunas incluyen las de la varicela, hepatitis A y B, gripe, sarampión, paperas, rubeola, tos ferina, neumonía pneumocócica, tétanos y difteria. De todas formas, y puesto que no todas las enfermedades pueden ser prevenidas con vacunas, pregunte a su médico sobre todos los riesgos relacionados con la salud y que debe hacer para mantenerse bien y seguro durante todo el viaje.

Contacte con su compañía de seguro sanitario

De acuerdo con los Centros para la Prevención y Control de Enfermedades de Estados Unidos, más del 50% de los viajeros que visitan países en vías de desarrollo enferman durante su viaje. Teniendo en cuenta que la asistencia sanitaria puede ser excesivamente cara en el extranjero, es importante asegurarse de que cuenta con una cobertura sanitaria adecuada antes de viajar.

Contacte con su compañía de seguro sanitario para determinar si su póliza le dará cobertura en un país extranjero. Tenga en cuenta que puede necesitar un seguro de salud complementario para asegurarse de que cuenta con la cobertura adecuada en caso de emergencia sanitaria o evacuaciones.

A la hora de viajar, lleve consigo el nombre de la compañía aseguradora y la información de contacto para tenerla a mano en caso de emergencia. Si tiene alguna enfermedad crónica o que se esté desarrollando en el momento del viaje y que pueda requerir tratamiento mientras se encuentra en el extranjero, lleve consigo una copia de sus informes médicos.

Packs de medicación adecuados

Aquellos viajeros que tengan alguna enfermedad crónica y necesiten llevar su medicación consigo durante el viaje necesitarán hacer “deberes extra”. Hay medicamentos que son legales en un país, pero que en otro pueden estar fuertemente regulados, o incluso prohibidos. El hecho de no conocer las leyes locales a este respecto puede llevar a que le confisquen su medicación al llegar al país o, incluso, que pueda incurrir en un delito de tráfico de drogas o, en un caso extremo, pena de muerte.

Aquí incluimos una serie de guías a nivel general para viajar cuando necesita llevar medicación personal, pero ha de tener en cuenta que, a nivel individual, cada país puede modificar de forma continua sus leyes y regulaciones. Es por ello, por lo que le recomendamos que consulte este asunto en la embajada del país para que le indiquen las instrucciones a seguir para llevar consigo su medicación.

Lleve consigo una copia de la prescripción médica y una carta de su médico en el que se detalle el nombre del medicamento, la dosis y la cantidad prescrita, así como la razón por la cual ha sido prescrita. Algunos países te permitirán llevar una cantidad para 90 días, mientras que en otros este periodo se reduce a 30 días, o incluso menos. Por lo tanto, un certificado de su médico habitual puede ser útil si es necesario que obtenga una prescripción de un profesional sanitario del país que está visitando.

Todos los medicamentos prescritos, así como la documentación asociada a esos medicamentos, deben ser llevados en el equipaje de mano, para evitar que se puedan perder o retrasar a causa de transportarlos en una maleta facturada. Debe llevar los medicamentos prescritos en su caja/envoltorio original, donde aparecen los principios activos que contienen, para que puedan ser fácilmente identificados en los puntos de control. No se deben mezclar varios medicamentos en un solo frasco/caja.

Si necesita ampliar información sobre este asunto, puede ver el webinar de iJet titulado “Travelling with Medication: How to Navigate International Law”.