Recomendaciones para el viajero de negocios en China

26 noviembre, 2018 6 min

Incluso para el viajero corporativo más experimentando, visitar China puede ser una experiencia desconcertante. Desde hacer frente a todos los requerimientos de entrada hasta encontrar la forma de desenvolverte en el país teniendo en cuenta que el inglés no es un idioma muy extendido, este viaje puede exigir una preparación extra y paciencia. Aquí te dejamos algunas claves para hacer que tu viaje sea un éxito.

Pasaporte y visado
Puede que ya tengas reservados el vuelo y el alojamiento, pero no irás a ningún sitio si tu pasaporte va a expirar en los próximos 6 meses. No olvides que los visitantes a China deben contar con un pasaporte que tenga al menos 6 meses más de validez. Ten en cuenta que también necesitarás que cuente con hojas en blanco disponibles para la visa y los sellos de entrada, con lo que si tu pasaporte está lleno de otros viajes, renuévalo también.

Con la excepción de los ciudadanos de Singapur, Brunei y Japón, necesitarás un visado para entrar en China. El viajero de negocios tiene dos opciones: La visa F se expide a los extranjeros invitados a China en un intercambio no comercial -tales como visitas científicas-académicas, intercambios culturales, salud, actividades deportivas, etc.-. El otro tipo de visa, M, se expide a aquellos viajeros que visitan el país por razones comerciales.

Puedes obtener la visa en persona en la embajada china o consulado o a través de un expedidor de visa/pasaporte. Además de la foto para el pasaporte y la información de itinerario, necesitarás presentar una carta de invitación de un negocio autorizado chino o una carta de presentación por parte de tu compañía.

Una vez en China, no olvides llevar tu visa contigo, ya que, en caso contrario, esto puede provocar que no te atiendan en hoteles, aeropuertos y estaciones ferroviarias, así como multas de 1.450 dólares al día e, incluso, detención. Lleva tu pasaporte y visado en todo momento, ya que la policía, los oficiales de transporte y el personal de hoteles pueden requerírtela en cualquier momento.

El visitante debe completar el registro con la policía dentro de las 24 horas después de su llegada. Este trámite puede llevarse a cabo en el hotel o en una estación local si te quedas en un alojamiento alternativo. Si no completas este proceso puedes ser multado y deportado.

Equipaje
En las principales ciudades de China encontrarás múltiples tiendas que abren hasta tarde en caso de que olvides algo en casa, pero hay unas cuantas cosas para las que deberías hacer un hueco en tu equipaje:

– Una máscara para la contaminación y gotas para refrescar tus ojos, pues no debes olvidar el problema de contaminación del aire en el país.
– Un adaptador eléctrico universal
– Un medicamento astringente para aliviar los posibles dolores de estómago derivados de ingerir comidas a las que normalmente no estás acostumbrado.
– Un doble suministro de tus productos habituales de baño e higiene, algunos de los cuales pueden ser complicados de encontrar en China.
– Un desinfectante de manos para usar en los baños y en otros lugares públicos.
– Tapones para los oídos para ayudarte a desconectar del ruido del tráfico y las calles.
– Un regalo para aquellas personas con las que vas a hacer negocios, particularmente detalles especiales que puedan representar bien a tu país y que no encontrarían fácilmente por ellos mismos.

Desplazarse
Moverse es ahora más fácil para los visitantes a China con Didi Chuxing, el equivalente a Uber en el país, que ya está disponible en inglés y acepta tarjetas de crédito internacionales. Su servicio de traducción de mensajes en tiempo real también ayuda a romper la barrera lingüística entre conductor y pasajero.

Ten cuidado si coges un taxi, especialmente desde el aeropuerto. Evita los taxis sin licencia, insiste en que el conductor use el taxímetro y pide un recibo. Solicita al conductor que saque tu equipaje del maletero antes de bajar del taxi y paga. Cuando llegues a tu hotel, coge una tarjeta de visita en la recepción del hotel, que tendrá la dirección del hotel en chino e inglés, para mostrársela a los taxistas cuando te desplaces.

Debido a que el tráfico puede convertirse en una pesadilla en las ciudades más grandes, puede que el metro sea la mejor opción para desplazarse. Gracias a los Juegos Olímpicos de 2008, los metros de Pekín y Shanghai han mejorado mucho, incluyen indicaciones en inglés y son limpios y eficientes.

Sé muy cauteloso cuando te desplaces a pie, sobre todo cuando cruces las calles, especialmente en las ciudades más congestionadas. Incluso si el semáforo está en verde para peatones, mira a ambos largos para asegurarte de que no viene ningún vehículo. Los scooters y los conductores impacientes intentan, a veces, saltarse los semáforos sin prestar demasiada atención a quién está cruzando el paso de peatones en ese momento.

No ‘lost in translation’
Teniendo en cuenta que el inglés no es un idioma que se habla de forma extendida, ni siquiera en los principales destinos de negocios, te recomendamos que aprendas las palabras básicas para moverte. FluentU es una buena herramienta para principiantes. Y recuerda: el mandarín se habla en Pekín y Shanghai, mientras que el cantonés se habla en Hong Kong, Macau y Guangzhou.

Para entender las señales, menús y otros soportes donde aparecen los símbolos chinos, descarga Pleco, un diccionario chino-inglés con un lector integrado de documentos. Simplemente haz una foto del cartel que deseas descifrar y la app traducirá el contenido por ti.

Y para entenderte con tus clientes/partners puedes usar WeChat, una red social china que también ofrece traducción de mensajes.

Dinero
Los hoteles y restaurantes en las ciudades más grandes aceptarán la mayoría de tarjetas de crédito (lleva dos tipos en cualquier caso), pero también tendrás que contar con algo de dinero en efectivo a mano para pequeños establecimientos y compras de pequeña cuantía económica.

Debido a que la falsificación de dinero en China es bastante común, pide un recibo cuando cambies dinero y hazlo solamente en oficinas e instituciones oficiales.

Nota: Hong Kong y Macau cuentan con su propia moneda (el dólar de Hong Kong y pataca, respectivamente), que no son aceptadas en la mayor parte del país.

Seguridad online
Siempre recomendamos usar una VPN (virtual private network) en cualquier viaje de negocios, pero más aún si vas a viajar a China. Esta conexión segura no solamente ayuda a mantener la ciberseguridad, sino que también podrás acceder a sites habituales cuyo acceso está restringido por el gobierno chino, como Twitter, Dropbox, Gmail y Facebook.

En China, además, querrás tomar precauciones adicionales, ya que, acorde a CountryReports, las políticas de seguridad personal pueden provocar que tus actividades se encuentren bajo vigilancia. Habitaciones de hotel, salas de reuniones, coches, taxis, teléfonos e Internet (incluyendo WeChat), pueden ser monitorizadas in situ o de forma remota sin tu conocimiento o consentimiento.

Cuando viajes a China -o cualquier otro país en el haya que tener en cuenta este asunto- te recomendamos que encriptes tu equipo y su acceso se encuentre protegido por contraseña, para evitar el acceso a tu información en caso de que caiga en manos equivocadas.