• Inicio
  • De actualidad
  • 14 formas de convertirte en un viajero de negocios más sostenible sin esfuerzo

14 formas de convertirte en un viajero de negocios más sostenible sin esfuerzo

27 febrero, 2020 5 min

Sabemos que cualquier persona puede tener un conflicto interno debido a todos los viajes que realiza y al impacto que estos tienen en el medio ambiente, por lo que detallamos a continuación algunas recomendaciones para viajar de manera más sostenible. Estas prácticas no solo benefician a la naturaleza, sino que muchas de ellas también tienen un impacto positivo en la salud y los objetivos de ahorro de la compañía.

  1. Equipaje ligero

¿Llevar equipaje extra? Ya sea por placer o por negocios, lo mejor es llevar solo equipaje de mano. ¡Esto no solo ayudará a reducir el consumo de combustible del avión, sino que trae menos dolores de cabeza, dolor de espalda y una salida más rápida del aeropuerto, así como menos gastos por equipaje facturado!

  1. Llevar una botella

Es un bulto más, pero llevar una botella de acero inoxidable para beber agua o café durante el viaje ayuda a reducir el consumo de plástico. No solo es más saludable para el planeta, sino que algunas investigaciones sugieren que es más saludable que beber de botellas desechables, por no hablar de que no se incurre en un gasto adicional ya que se puede llenar en dispensadores y fuentes y café de la habitación del hotel.

  1. Deslizar, tocar, escanear

Se puede ahorrar en papel y tinta descargando la aplicación Amex GBT Mobile, que permite registrarse rápidamente en un vuelo, ver los detalles completos del viaje y acceder a las tarjetas de embarque electrónicas.

  1. Apagar, bajar, desenchufar

¿Se queda la casa vacía? Antes de echar la llave, es importante apagar las luces, bajar el termostato y desconectar todos los componentes electrónicos (ya que pueden gastar energía incluso cuando no están encendidos).

  1. Mejor tren que avión en distancias cortas

Si se viaja por Europa o Asia, donde existen sistemas ferroviarios de alta velocidad excelentes, ¿por qué no elegir ir en tren en lugar de avión? Solo hay que pensar en los beneficios: asientos cómodos, hueco suficiente para estirar las piernas cuando se desee, la posibilidad de utilizar el teléfono (o Wi-Fi gratis) en cualquier momento, además de la posibilidad de contemplar impresionantes paisajes.

  1. Directos al grano

Es importante elegir la ruta aérea más directa posible, ya que se ahorra en despegues y aterrizajes, momentos en los que se consume mayor cantidad de combustible. Además, ¿por qué alguien iba a querer perder más tiempo yendo del punto A al punto B?

  1. Alquilar coches eficientes

Alquilar un automóvil, especialmente si se viaja solo, no es la opción más sostenible, pero si no hay más opciones, hay que elegir el vehículo más pequeño que gaste la menor cantidad de gasolina posible. Y, si se quiere probar un automóvil híbrido o eléctrico, esta podría ser la oportunidad perfecta.

  1. Olvidarse del conductor

Si el hotel está cerca del lugar de la reunión, se puede optar por respirar un poco de aire fresco gracias a un paseo en bicicleta o caminando hacia y desde dicho lugar. De esta manera, no habrá sentimientos de culpa por dar una excusa tonta para saltarse el gimnasio.

  1. Bici o paseo

Se puede evitar contribuir a la contaminación de la ciudad y los problemas de tráfico evitando el servicio de taxis o coches con conductor aeropuerto y utilizando el transporte. Si las carreteras están atascadas, hasta es posible llegar más rápido. Además, los viajeros se recuperarán más rápidamente del desfase horario si no se duermen en el asiento trasero de un coche durante el día.

  1. Reciclar aún cuenta

El hecho de que una persona se encuentre lejos no significa que deba olvidarse de la madre naturaleza. En el hotel, en el aeropuerto y en la oficina, es importante separar la basura igual que en casa.

  1. Evitar los plásticos

Según la Plastic Oceans Foundation (en inglés), se producen casi 300 millones de toneladas de plástico al año, la mitad de las cuales son de un solo uso, y más de 8 millones de toneladas de ese plástico acaban en los océanos. Por lo tanto, es importante tratar de minimizar el uso de pajitas y cucharillas de café de plástico, bolsas, recipientes, cubiertos… Lo mejor es que cada viajero lleve sus propios utensilios de viaje reutilizables.

  1. Mantener el cartel en “No molestar” 24/7

Sí, eso significa que se renuncia al servicio de limpieza. Pero cuando se hace, no solo se ahorra en agua y energía para lavar la ropa de cama, sino también en en uso de productos de limpieza fuertes.

  1. Olvidarse del buffet

¿Desayuno de cortesía en el hotel? Lo más sostenible es elegir entre las opciones que ofrece la carta para evitar el desperdicio. Si solo se incluye la opción de buffet, hay que pensar con la cabeza y no con el estómago, y elegir solo lo que sabe que puede comer. El vertedero lo agradecerá.

  1. Repetir, repetir y repetir

A pesar de que muchas de las recomendaciones sugeridas son bastante sencillas de implementar, cambiar la rutina supondrá un esfuerzo consciente, por lo que serán necesarios algunos viajes antes de familiarizarse con las novedades. Es importante ser más consciente de las acciones sostenibles que se están implementando cuando se sale de viaje y cuando se está en casa y cómo mejorarlas la próxima vez.