Qué esperar de los viajes en avión en 2020

30 septiembre, 2020 5 min

Aunque poco a poco los viajeros vuelven a ponerse en marcha, la experiencia en la actualidad puede ser completamente distinta debido a la implementación de nuevos protocolos de seguridad en aeropuertos y aviones. Para entender mejor cómo es la experiencia aérea en estos días, dos empleados de American Express Global Business Travel (GBT): Patrick Doyle, vicepresidente y director general para Canadá, y Anne McElroy-Arnaud, directora de comunicación global, nos han contado cómo han sido sus viajes de negocios más recientes.

Estar al día de las últimas novedades

Para sentirse más cómodo en su primer vuelo nacional en más de 3 meses, Doyle investigó mucho y se informó de las últimas noticias y alertas de viaje.

“La información nos aporta confianza”, afirma. “No soy alguien que asuma muchos riesgos, por eso me aseguré de contar con información actualizada sobre cada etapa de mi viaje. Conocer detalles como los procedimientos de limpieza del hotel, los protocolos de comidas y la disponibilidad de transfers que tal vez no me preocupaban en el pasado, ahora me da tranquilidad”.

Dado que las recomendaciones y alertas de viajes y salud pueden cambiar en cualquier momento, los pasajeros deben estar al tanto de las últimas actualizaciones para tomar decisiones con conocimiento de causa y prepararse, como hizo McElroy-Arnaud antes de emprender su viaje transatlántico en junio.

“Estaba un poco nerviosa por volar a Estados Unidos y luego volver a Francia debido a los posibles cambios en las restricciones durante el viaje. Semanas antes del viaje, observé sistemáticamente las páginas web de ambos gobiernos en busca de cambios”, explica.

Si bien al principio la información sobre vuelos solo estaba disponible en el sitio web de la aerolínea o del aeropuerto, en la actualidad están surgiendo agregadores de información para que los viajeros puedan comprobar las actualizaciones de los proveedores y alertas de viajes en una única herramienta.

La solución de GBT, Travel Vitals™, es una plataforma dinámica de información que permite a los usuarios buscar información sobre cada paso clave de un viaje. Antes de reservar o planificar un viaje, los viajeros pueden averiguar, por ejemplo, si un destino tiene obligaciones de cuarentena, si es necesario cumplimentar algún documento, si la línea aérea requiere mascarillas y sobre los protocolos de seguridad, limpieza, así como la política de cancelación de un proveedor.

 

Cómo proteger a los pasajeros

La Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), un organismo de control de la aviación de la ONU, ha publicado recientemente una serie de pautas en cuanto seguridad que deben seguir las aerolíneas, los aeropuertos y los pasajeros para proteger a los viajeros y minimizar los riesgos en todas las etapas de un viaje en avión. Por ejemplo, para limitar las colas y las aglomeraciones, la OACI aconseja a los viajeros que lleguen al aeropuerto “listos para embarcar” facturando antes de la llegada y teniendo las tarjetas de embarque digitales listas en sus smartphones. También anima a los pasajeros a que solo lleven consigo bolsos que puedan guardarse debajo del asiento y a las aerolíneas a limitar el uso de los compartimentos superiores para facilitar el proceso de embarque y realizarlo con el mínimo contacto.

La OACI informa de que todas las superficies del aeropuerto con altas posibilidades de contacto y transmisión deben limpiarse y desinfectarse de forma rutinaria, y que se coloquen estaciones de gel hidroalcohólico para lavarse las manos por todas partes. La TSA permite a los pasajeros llevar botes de desinfectante de hasta 35 cl. en su equipaje de mano y paquetes de toallitas antibacterianas de tamaño grande.

McElroy-Arnaud señala que lo encontró todo más limpio, especialmente en el avión. “Me dieron toallitas antisépticas al embarcar y las usé para limpiar los reposabrazos y la pantalla del asiento delantero, aunque ya estaban bastante limpias. Estaba sentada junto al baño y pude comprobar cómo se desinfectaba con mucha frecuencia, incluso aunque nadie lo hubiera usado”.

Cuando Doyle, vp director general para Canadá, se subió a su vuelo de Air Canada, recibió un kit de cuidado personal que incluía desinfectante de manos, guantes y agua.

La mayoría de los aviones en la actualidad cuentan con filtros HEPA (recogedor de partículas de alta eficiencia, por sus siglas en inglés), que capturan el 99,9% de las partículas del aire, incluidos hongos, bacterias y virus. Esto ayuda a reducir la posibilidad de que la mayoría de las enfermedades infecciosas se propaguen por el aire.

Lo que puede aumentar el riesgo de exposición, según indican los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, es que es difícil guardar el distanciamiento social en los vuelos que van completos.

Esto no supuso un problema en los vuelos de Doyle. Según nos ha contado, “solo había 15 personas en mi vuelo de Air Canada a Ottawa y unas 35 en mi regreso a Toronto, ambos muy por debajo de la capacidad del avión”.

La OACI sugiere a las aerolíneas que guarden un asiento libre cuando la ocupación lo permita y que los pasajeros permanezcan en el asiento tanto tiempo como sea posible. Siempre que se pueda, se recomienda el uso de baños separados para pasajeros y miembros de la tripulación.

La agencia también sugiere que los servicios de alimentación y bebidas se limiten o suspendan, por lo que es posible que los pasajeros decidan llevar sus propios alimentos y bebidas.

Doyle afirma que en su vuelo de corta distancia “echamos de menos los servicios de comida y bebida, que no estaban disponibles”.

McElroy-Arnaud señala que, durante su vuelo internacional, la asistente de vuelo de Air France se disculpó porque el servicio no era tan “rico” como de costumbre.

“De hecho, las bebidas y la comida llegaron al mismo tiempo, en lugar de por separado, y solo había una opción de menú. Sin embargo, el servicio fue indiscutiblemente bueno”, afirmó. “La tripulación estaba ocupada con la limpieza extra que tenían que hacer, no obstante, siempre atentos. Así que no son necesarias las disculpas. Entendemos la situación y estamos felices de volver a volar de manera segura”.