• Inicio
  • De actualidad
  • Prioridad del duty of care: cuidar del bienestar de los empleados que trabajan desde casa

Prioridad del duty of care: cuidar del bienestar de los empleados que trabajan desde casa

28 abril, 2020 5 min

La crisis sanitaria actual no solo ha interferido en los viajes de negocios, sino que también ha impactado en el día a día de las oficinas. Las medidas de cuarentena obligan a toda la fuerza laboral a realizar sus tareas desde casa siempre que sea posible, a menudo con poca preparación o indicaciones. Este abrupto corte con la rutina diaria puede causar estrés y ansiedad. A medida que los días de distanciamiento social se convierten en semanas, el aislamiento puede afectar a la salud mental de los empleados, sin que muchos lo noten.

Es, en estos momentos, cuando los líderes tienen que intervenir y dar un paso adelante para demostrar su capacidad de cuidar a las personas que hacen que el negocio progrese. Se trata de una parte esencial del duty of care, pero, además, cuando una organización prioriza el bienestar de los empleados, estos se sienten respaldados y se refuerza su compromiso.

Teniendo esto en cuenta, sugerimos algunos consejos para ayudar a los empleados a mantener su salud mental mientras dure esta situación.

Fomentar la interacción entre el equipo de trabajo

Cuando estamos en la oficina, los compañeros de trabajo son las personas con las que pasamos la mayor parte de nuestro tiempo. Ahora, trabajando desde casa, nos perdemos los pequeños momentos como una charla en el ascensor o un descanso para ir al servicio.

Para garantizar que los empleados que trabajan desde casa no se sientan desconectados de la empresa y entre ellos, los líderes deben de encontrar la forma en la que puedan relacionarse como una comunidad, pero en remoto, y así, ayudar a aliviar su estrés y posibles temores. Ya sea con llamadas individuales o videoconferencias grupales, los managers deben programar reuniones periódicas con sus equipos, con el objetivo de crear una sensación de rutina que muchos echan de menos.

Las aplicaciones para videollamadas se han convertido en herramientas indispensables para combatir el aislamiento y el estrés que pueden sentir los empleados que trabajan desde casa. Estas videollamadas pueden ayudar a crear relaciones aún más estrechas entre compañeros, ayudándoles a conocer mejor a sus familias y espacios personales.

Algunas compañías han convertido esas llamadas en reuniones sociales, organizando descansos virtuales y happy hours para que los compañeros puedan conectar a nivel personal. Dar tiempo a los empleados para fomentar sus relaciones on line puede ayudar a construir vínculos personales más fuertes de cara a la vuelta a la oficina.

Ofrecer apoyo emocional

La crisis actual es el tema del que todo el mundo habla, pero para algunos empleados puede resultar incómodo reconocer las luchas personales que están teniendo con motivo de esta. Durante esos momentos, los líderes deben reconocer las dificultades que los empleados pueden experimentar y ayudarles a que se sientan seguros.

Para ayudar a los empleados que tienen dudas a la hora de reconocer que tienen dificultades emocionales, los líderes de recursos humanos pueden promover servicios on line de salud mental a través de su proveedor de seguros para que los empleados puedan obtener apoyo de forma anónima.

Los empleados ponen su confianza en los managers a la hora de responder en los momentos difíciles, y esta es una gran oportunidad para demostrar sus dotes de liderazgo. Hay que encontrar el equilibrio entre reconocer con tacto los retos a los que se enfrentan los empleados y darles la confianza para superarlos en equipo.

Ser flexible con los empleados durante esta situación inusual

Mientras que los trabajadores se adaptan a sus nuevas “oficinas”, los líderes deben ser conscientes de las dificultades de trabajar desde casa en estas circunstancias, donde las distracciones pueden dificultar la concentración. Las empresas deben buscar el equilibrio entre establecer objetivos que ayuden a que los empleados sigan siendo productivos y comprender los retos que presenta esta situación.

Algunas personas están redescubriendo sus limitaciones. Los padres se ven interrumpidos al responder emails cuando los niños, que normalmente estarían en la escuela o en la guardería, buscan su atención. Incluso pensar en la cena puede convertirse en una distracción cuando las tiendas siguen teniendo colas.

A la vez, algunos empleados que trabajan en remoto pueden tener dificultades para “desconectar” mentalmente cuando ven sus vidas personales y profesionales mezcladas en un solo espacio. Los managers pueden ayudarles a prevenir el agotamiento recordando la importancia de separar el trabajo y la vida personal y animándolos a establecer horarios cuando no se encuentran trabajando.

Promover la salud física

Trabajar desde casa puede afectar también al cuerpo. Las horas que pasamos sentados frente a una pantalla pueden causar fatiga visual y dolores corporales. Con el “servicio” y la “cafetería” ahora dentro de la “oficina”, los empleados pierden la oportunidad de moverse y estirar las piernas.

También existe la posibilidad de caer en malos hábitos a la hora de lidiar con el estrés, como comer por aburrimiento y pasar horas adormilados frente al televisor. Para evitar estas actividades que afectan negativamente a la salud, el departamento de recursos humanos de la compañía puede hacer llegar consejos útiles sobre cómo mantener la salud durante la cuarentena: por ejemplo, hacer estiramientos en el escritorio, ejercicios para interior y otras formas de mejorar el ánimo. Los managers también pueden animar a los empleados a tomar un descanso de 10 minutos para meditar. Están apareciendo muchas clases virtuales para hacer ejercicio, tal vez incluso los equipos se puedan organizar para asistir a una juntos.

Aplicar la lección al programa de viajes

En muchos sentidos, se dan duplicidades a la hora de velar por el bienestar de los empleados que trabajan desde casa y el de los que viajan. En ambos casos, las empresas deben demostrar que son capaces de cuidar a distancia de sus trabajadores para ayudar a prevenir el agotamiento y posibles enfermedades. Igual que los empleados que trabajan desde casa, los viajeros de negocios son susceptibles de sentirse aislados e incapaces de mantener el equilibrio entre el trabajo y la vida personal.

Así, mientras descubres las acciones más efectivas para ayudar a mantener el bienestar de los empleados a distancia, hay que tenerlas en cuenta para introducirlas en el programa de viajes.

Por supuesto, hay mucho más que decir sobre este tema, pero lo haremos más adelante. Mientras vamos saliendo de esta crisis y los empleados puedan volver a la oficina y a la carretera, analizaremos cómo podemos ayudar a cumplir los objetivos de bienestar para los viajeros.